EN CHASCOMÚS Y CON LA 9
A 43 años del debut como titular de Diego en la selección
Hace 43 años, el mejor futbolista de todos los tiempos, Diego Armando Maradona, empezó a gestar su notable andar con la selección argentina, primero, el 27 de febrero de 1977 en la Bombonera, jugando unos minutos para el combinado del Flaco Menotti ante Hungría y días después, el 23 de marzo en la Cajonera de Deportivo Chascomús, haciendo su debut como titular, aunque con la casaca 9, frente a combinado lagunero.

A la espera del lunes que viene, cuando precisamente será el aniversario de tal primera vez como inicial en el combinado nacional de Pelusa, bien vale resaltar aquel amistoso, seguramente uno de los hitos más importantes del fútbol chascomunense, sobre todo por lo que posteriormente significó para el mundo de la redonda y para el país entero el hoy entrenador de Gimnasia y Esgrima La Plata, que justamente tuvo varios representantes dentro y fuera de la cancha sportivista.

Destacándose que la página de la FIFA informa erróneamente que “su primer partido con la camiseta celeste y blanca fue el 3 de abril de 1977, en un amistoso juvenil frente a un combinado de Chascomús (victoria por 3-2)”, lo llamativo es que en Chascomús Maradona no usó la camiseta número 10, que fue vestida por Sergio Luna, zurdo de Vélez quien fue la verdadera figura del amistoso.

En aquella oportunidad, consumada su primera vez en el fútbol grande en Argentinos Juniors (octubre de 1976, con solo 15 años), Diego integró el seleccionado juvenil de AFA que se preparaba para las eliminatorias que se jugarían en Venezuela para el primer mundial de la categoría.

Dirigido por Rogelio Poncini -colaborador de Menotti- y el asesoramiento de Ernesto Ducchini, el mejor futbolista de todos los tiempos jugó esa noche de marzo en Deportivo, ante combinado que representaba a la Liga Chascomunense, pero que estaba formado por selectivo del Nocturno – terminado recientemente y con Casa Halty como campeón - y dirigido por Domingo Lejona, ex figura del Lobo platense que supo jugar los Juegos Olímpicos Roma 60 con el combinado nacional y hoy le da nombre a la cancha que acobijo el encuentro en cuestión.

Además de Maradona, el Juvenil llegó con nombres que luego tendrían importante trayectoria en clubes de AFA, como Vasco Olarticochea, Patón Bauza, Víctor Rogelio Ramos, Hugo Alves, el propio Luna, Sergio Gurrrieri, entre otros.

En la vereda de enfrente, Mingo Lejona apeló no solo a los mejores jugadores locales del momento -Uruguayo Castiglioni, Miguel Acuña, Papelito Andersen, Carlos Cáfaro, Hugo González, Carlos y Julio Zaldúa, Rubén Echayre, Horacio Moja, Rubén Balcaza, Angelito González, Pulga Plaché y Milonga Inchausti-, sino que incluyó a algunos que estaban jugando fuera de Chascomús como Marcelo Armendáriz (Gimnasia de La Plata), Chango Tristán (San Lorenzo de Mar del Plata), e incluso a valores foráneos que habían integrado equipos del nocturno como el arquero Mudo Casse (Gimnasia de La Plata) o un par de futbolistas de Cambaceres (el golero Jiménez y el volante Pato Jesús).

Hay quienes cuentan que la delegación afista se adelantó en su horario de llegada a la cancha y las instalaciones estaban cerradas. Fue entonces que el más joven del plantel, justamente Diego, de 16 años y ensortijada cabellera, saltó el paredón y abrió uno de los portones de acceso, para permitir el ingreso de la delegación nacional...

EL PARTIDO EN DEPOR
En cuanto al partido, la crónica del diario El Argentino del 24 de marzo de 1977 señaló lo siguiente bajo el título “Mientras estuvieron los creadores la selección mostró aceptable nivel”:

“Gran cantidad de público sirvió de marca anoche al presentación del equipo juvenil de AFA frente a un combinado local armado por Lejona en base a los más destacados valores del último nocturno.

El cotejo presentó características disímiles en los dos períodos. El primero, en el que el equipo nacional mostró todas sus figuras transcurrió en tono absolutamente movedizo, donde Luna, Delgado, Gurrieri y Maradona demostraron parte de su efectividad, habilidad y sus innatas condiciones de futbolistas dotados.

El chacaritense Delgado fue quien anotó el primer gol para los nacionales cuando se llevaban jugados 19 minutos, empatando a los 28 Angel González en una jugada donde la extrema defensa argentina mostró sus falencias.

Gurrieri, ante una brillante jugada de Maradona y una pelota que Luna bajó de cabeza, quedó solo ante Jiménez poniendo en ventaja nuevamente a la selección, pero enseguida Tristán estableció el empate.

El velezano Luna tras confusa situación puso el tres a dos cuando el primer tiempo moría y acá se acabó el fútbol.

Grandes variantes en los dos conjuntos para los segundos 45 minutos (entre ellos Maradona) debilitaron ambas formaciones traduciéndose la etapa en un simple juego de forcejeos donde privaron los mediocampistas locales, pero sin existir casi riesgo para los arcos”.

El Argentino destacó la buena actuación del puntero Horacio Moja -fue imparable para su marcador, el riverplatense Romero- y del volante Carlitos Zaldúa.

También el diario chascomunense reflejó declaraciones de Maradona, en las que señaló que su reciente inclusión en el equipo nacional de mayores ante Hungría “era la alegría más grande de mi vida”.

Respecto al seleccionado juvenil que le tocaba integrar, Maradona lo calificó de “equipazo” y señaló que su mayor objetivo era a través del Sudamericano que se jugaría unos meses después en Venezuela, clasificar al Mundial de Túnez -al que el equipo nacional no clasificó increíblemente, aunque dos años después, en 1979, Argentina, con Diego en una gran sociedad con Ramón Díaz, sería campeón mundial en Japón- y después soñar con ser parte del plantel argentino para el Mundial 78, algo que tampoco pudo ser para Pelusa.

Fuente: Poti Mellado; diario El Argentino




elSuplente.com
Publicidad
Contáctenos

Director: Juan Pablo Fourquet | Belgrano 78, Chascomús, provincia de Buenos Aires | Propietario: Juan Pablo Fourquet | Edición 4586 - 15-07-2020 - Registro de Propiedad Intelectual en Trámite