FÚTBOL FEMENINO
Abril Herrera, de Chascomús a la Quemita de Huracán
Por Hernán Tello, de Quemeros del Sur

La mediocampista Abril Herrera tiene 14 años y hace siete meses que es parte del fútbol femenino de Huracán, del sub 16 precisamente, dirigida por Mario Botto. Los martes y jueves se recorre 160 km desde su Chascomús natal hasta La Quemita para poder entrenar. La capitana habló con Quemeros del Sur sobre su pasión por el fútbol, su sueño de que este deporte sea más equitativo y también se refirió al encuentro del domingo, donde la reserva del globo se medirá ante Argentinos Juniors en el estadio Diego Armando Maradona. Ese encuentro será la antesala del bicho frente al conjunto de Argentino de Rosario, por la Primera B.

-¿Quién te llevó a Huracán?
Mi papá decidió llevarme ahí, era un club humilde y me dijo que le hable a alguna chica que se desempeñe en ese lugar. Le hablé a una de primera, me dio todas las direcciones y los horarios de entrenamiento. Justo fui un día de prueba de jugadoras, un jueves, y el sábado era el último amistoso del año, Mario me invitó y jugué. Al otro año (este) empecé la pretemporada con todas mis compañeras actuales.

-¿Cómo son tus días cuando vas a entrenar y cuánto dura el viaje hasta que llegas a la Quemita?
Mis días cuando voy a entrenar son los mejores, me encanta ir a La Quemita, estar con mis compañeras (algunas son mis amigas) y lo que más amo es jugar al fútbol. Son mis días favoritos de la semana.
La tardanza es depende en que vaya, al principio iba en tren y de mi casa tenía que salir a la 13.30 para llegar 17.30 al club, entrenar hasta las 19hs y llegar a mi casa 22.45. Volvía en micro, pero ahora empecé a ir en auto y salgó tipo 15, a las 17.30 estamos en el club. Termina el entrenamiento y más o menos 20.30 ya estoy en mi casa.

-Van a disputar un partido preelimimar en el estadio Diego Armando Maradona frente al conjunto de AAAJ, ¿cómo te imaginas esa experiencia?
Jamás en mi vida jugué en un estadio, y la verdad que me encanta saber que el domingo lo voy a poder hacer. La cancha en la que jugamos siempre es más chica, y la idea de que juguemos en un estadio me gusta porque podemos hacer un juego más abierto y tener más lugar para desplazarnos. Espero el domingo con ansias y muchas ganas de jugar, además de ganar.

-¿Por qué elegiste este deporte? ¿Cuáles fueron tus comienzos en el fútbol?
No creo haber elegido el fútbol, tan sólo fue que lo empecé a practicar en la escuela, con tan solo 8 años, me llamó la atención, me gustó mucho, y decidí empezar a practicarlo más seguido. Empecé jugando en la escuela, con mis compañeros todos varones, yo era la única chica que le gustaba jugar al principio. Después fueron agregándose más, pero nunca fuimos más de cinco. Los fines de semana iba al parque a jugar con “Chichilo” (Cerimele), él ponía arcos y se iban sumando chicos que estaban ese día ahí y querían jugar, hacíamos partidos o campeonatos. Cuando cumplí doce años mi papá averiguó clubes de Chascomús para que yo pueda empezar. Había dos equipos: Unión Deportiva y Tiro Federal, los clásicos rivales, pero las chicas que jugaban ahí tenían todas alrededor de 25 años. Decidí ir a Unión. Me citaban para los partidos, viajaba, pero al principio nunca jugaba porque el entrenador no quería que las contrarias me lastimen. Entonces no quería ponerme mucho tiempo, pero a lo último empezó a ponerme más seguido, algunas veces de titular y una vez en un partido pude convertir un gol. También entrenaba aparte, con “Lalo”, un chico que me enseñó muchísimas cosas que ahora puedo hasta implementar en un partido. Me ayudó muchísimo y nunca me voy a olvidar de todas esas personas que me ayudaron a crecer cada día un poco más en lo que más me gusta.

-¿Qué se siente ser capitana y jugar en Huracán?
Me gusta mucho serlo y espero nunca perder mi puesto, cada vez que me dan la banda de capitana me siento bien conmigo misma, me hacen sentir especial. Me gusta jugar en Huracán, más que nada por las compañeras que me tocaron, me gusta el amor propio que tenemos todas para no darnos por vencidas rápido.

-¿Cuánto significa el fútbol para vos?
El fútbol es la manera más linda de vivir que conozco. Amo muchísimo este deporte y espero nunca dejar de hacerlo.

-¿Qué opina tu familia sobre tu presente futbolístico?
Mis papás lo único que quieren es que yo sea feliz. No me obligaron nunca a hacer algo que no desee. Siempre me acompañan a donde tenga que ir y jamás me dejan sola para hacer las cosas, hacen todo lo que pueden para que yo crezca en esto que tanto me gusta.

-¿Tu sueño?
Mi sueño es, además de lo obvio, jugar profesionalmente, sería que la FIFA, y todos los directivos más importantes del fútbol, nos den la misma importancia que a los varones. Nos lo merecemos y tenemos la misma capacidad que ellos, de hecho hay millones de mujeres que se desempeñan en este deporte mejor que los hombres.



elSuplente.com
Publicidad
Contáctenos