FUE 1-0 EN EL HARFUCH
El Verde festejó en el final frente a Unión y Fuerza
Por la primera fecha de la Zona 1 de la Liga Chascomunense los Verdes de Verónica recibieron la visita de Unión en el Horacio Harfuch. Donde recién a un minuto de la finalización del encuentro se produjo la única emoción de la tarde, por intermedio del recientemente ingresado, Ariel Quetglas.

Claro que para poder conseguir su primer triunfo en el torneo, los de David Angueira debieron sufrir –sobre todo en el primer tiempo- sin poder encontrarle la vuelta al desarrollo del partido en toda esa primera mitad. En la cual la defensa tuvo mucho trabajo y sobre todo el arquero Cáceres que se transformó en figura, tapando no menos de cinco jugadas de peligro del rival.

Respecto al equipo inicial, el Corcho sorprendió con la inclusión de Ignacio Arias en el lateral izquierdo y apostó por Luciano Prati para jugar en la zona central de la cancha en compañía de Pablo Lettieri. En definitiva formó así: Japo Cáceres; Nico Fernández, Diego Funes (cap.), Pablo Carreño y Nacho Arias; Nico Pagés, P. Lettieri, Lucho Prati (Cerru Formigo) y Fernando Endemaño (Tractor González); Jero Iriarte y Tito Melón (Quetglas).

Todas las situaciones de gol de la visita fueron con pelota quieta, evidenciando un problema del Verde en ese aspecto, al cual le costaba y mucho tomar bien las marcas. En tres ocasiones ganó de arriba Páez y en otras Cosi Botana, además de una chance clara que erró Tito Capone, tras una pelota que no pudo despejar la última línea local.

Ya en el complemento se vio de entrada otra versión de Verónica, más decidido a plantarse a jugar en campo adversario y con mucha mayor movilidad de los volantes, sobre todo de Pagés (de gran encuentro), que sumado a la buena entrada de Formigo hizo que levantara el funcionamiento del resto del equipo, prueba de ello fueron las alzas en su rendimiento de Arias y Endemaño por ejemplo.

De no ser por un par de cierres providenciales de Botana, Sebastián Tarbuch y hasta del arquero Gómez en una salida rápida, Verónica hubiera estado cerca de convertir. Al igual que en otra jugada en la que Iriarte definió suave ante Gómez y se quedó reclamando el córner.

De todos modos, los visitantes en las réplicas eran peligrosos vía Nani López y su pegada a balón detenido para que siguiera ganando Botana en las alturas, pero también asistiendo a sus compañeros, como en una que lo dejó solo a Rodríguez pero este definió muy mal. A su vez, el ingreso de Maxi García inquietó bastante a la defensa una defensa verde, que de igual manera ajustó bastante las marcas en la 2da mitad.

Para el cierre del cotejo, Angueira mandó a la cancha primero a Maxi González y después a Quetglas por Rodrigo Melón. Y cuando todo se encaminaba a un empate sin goles, apareció el eterno goleador veroniquense para dormir a los centrales unionistas y tras recibir de Pagés desde la derecha, de media vuelta ajustició a Gómez y estampó el 1 a 0.

Sobre el final se generó una polémica por un gol anulado a Santiago Fernández en tiempo de descuento por posición adelantada, lo que hubiera significado el tanto del empate. Sin embargo el juvenil mediocampista Tortero le cabeceó del área chica a Cáceres en la última pelota del partido y realmente pareció estar en posición prohibida.

Esto generó protestas y reclamos por parte de los jugadores de Unión hacia la terna arbitral, en especial para el juez asistente de ese sector. Todo esto dentro de un clima que había tenido su punto de ebullición en el entretiempo cuando los futbolistas se iban para el vestuario, se produjo una gresca en la zona del recinto, donde hubo insultos de ambos lados y algún que otro empujón entre jugadores que por suerte no pasó a mayores.



elSuplente.com
Publicidad
Contáctenos